LA MANZANA: INGREDIENTE ESENCIAL EN NUESTRA DIETA

LA MANZANA: INGREDIENTE ESENCIAL EN NUESTRA DIETA

Agosto 27, 2021

“Una manzana al día mantiene al doctor en la lejanía”.

La manzana es rica en una gran cantidad de nutrientes muy beneficiosos para la salud.

TIPOS DE NUTRIENTES DE LA MANZANA

Las manzanas son una de las frutas más interesantes desde el punto de vista nutricional.

Son ricas en hidratos de carbono, mayormente fructosa, además de glucosa y sacarosa, y antioxidantes.

Asimismo, contienen minerales como el calcio, el fósforo o el potasio, vitaminas del grupo B y C, la cantidad de esta vitamina depende de la variedad de manzana; pequeñas cantidades de azufre, flúor, selenio, boro y manganeso; fibra, ácido málico y tartárico y flavonoides entre ellos la quercetina y taninos.

manzanas

¿Cuáles son los beneficios de las manzanas?

Las manzanas tienen muchos más beneficios de lo que puedas pensar. Vemos cada una de sus propiedades.

Para mantenerte joven y fuerte: la manzana es rica en antioxidantes como las catequinas o quercetinas, que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de las células. Además, su contenido en vitamina C combate resfriados y otras afecciones.

Es buena para algunos tipos de cáncer: según diferentes estudios, sus sustancias fitoquímicas te protegen de algunos cánceres como el de esófago, boca, el de próstata, colon, entre

Ideal para mantener el peso: la manzana contiene muy pocas calorías, tan solo 52 por cada 100 gramos y es saciante gracias a su contenido en fibra (pectina), por lo que es ideal para mantener el peso sin pasar hambre y sin sensación de ansiedad. Además, y gracias a su contenido en pectina ayuda a quemar grasas.

Es diurética: gracias a su contenido en cisteína. Perfecta para personas que tienden a retener líquidos con frecuencia.

Para tu cerebro: gracias a sus vitaminas B1 y B6, las cuales son buenas para la memoria y el agotamiento mental. Asimismo, su fósforo, potasio y sodio ayudan a tu sistema nervioso.

Limpia la dentadura y la mantiene fuerte: al segregar saliva contribuye a limpiar la dentadura. Eso sí, no la sustituyas nunca por un buen cepillado. Además, morderlas ayuda a mantener dientes y encías fuertes.

Apta para los diabéticos: la manzana tiene un índice glucémico muy bajo, por lo que es apta para personas con diabetes.

Para un corazón sano: su contenido en pectina ayuda a rebajar el colesterol malo y, por lo tanto, contribuye a una buena salud cardiovascular.

Para mantenerte hidratado: si bebes poca agua ayúdate de alimentos como este. El 80 % del contenido de la manzana es agua.

Para el estómago: protege el tránsito intestinal y es buena para el estreñimiento y la diarrea. Para la diarrea se pueden tomar manzanas asadas o en puré o rallada, y para el estreñimiento enteras.

Cuida tus pulmones: gracias a sus grandes cantidades de quercetina protege los pulmones.

Ayuda a conciliar el sueño: su contenido en fósforo y vitamina B12 te mantiene más relajado y te ayuda a conciliar el sueño. Tómala como postre después de la cena.

Para las hemorragias, el sangrado espontáneo y las heridas: de nuevo, la vitamina C es la responsable.

Para un cabello y unas uñas sanas: debido a su contenido en minerales, especialmente en hierro, te ayuda a tener un cabello y unas uñas sanas. Su contenido en vitamina B5 es una aliada de tu cabello.

Para las enfermedades inflamatorias: su contenido en quercetina ayuda a enfermedades inflamatorias como la artritis.

Ayuda a digerir las grasas: sus ácidos digieren las grasas con facilidad. Ideal para tomar después de una comida copiosa.

Para tus ojos: el agua y la vitamina B2 de las manzanas ayudan a descansar los ojos tras su exposición a ventiladores, ordenadores o por el uso de lentillas.

manzana

¿Qué tipo de manzanas hay?

Existen más de siete mil variedades, aunque se comercializan unas veinte. Las hay para todos los gustos: ácidas, dulces, crujientes, de textura arenosa, etc.

¿Cuál te gusta más? ¿Cuál es más adecuada para cocinar postres o para platos salados?

Manzana Golden: procedente de Virginia occidental. Tiene un color amarillo dorado y es ligeramente ácida, aunque cuando madura tiene una textura terrosa y un sabor más dulce. Ideal para hacer postres.

Manzana Fuji: se creó en Japón. Procede del cruce entre dos variedades estadounidenses. Crujiente y sabrosa y con mucha agua, es ideal para comer en ensaladas y para utilizar en la repostería.

Manzana Red Delicius: apareció en 1880 en una granja en Iowa, resultado del cruce entre dos semillas de manera casual. Tiene un color rojo brillante y un punto ácido que se pierde cuando madura, volviéndose más dulce y harinosa. Es muy buena para ensaladas y compota.

Starking: es una mutación de la Delicius. Es roja y crujiente.

Mclntosh: de piel roja y verde, es crujiente y con un toque ácido. Es el cultivo de manzana más típico de Nueva Inglaterra. Su compota rosada está deliciosa.

Manzana Royal Gala: es originaria de Nueva Zelanda. Su nombre se debe a la reina Isabel II. Es crujiente y aromática, y se utiliza mucho para hacer purés.

Manzana Pink Lady: se creó en Australia del cruce entre dos variedades. Es crujiente y ácida.

Reineta: su origen se encuentra en la Francia del siglo XVI y la variedad más conocida es la Reineta de Canadá. Tiene una textura áspera, color marrón y un sabor muy peculiar. Es ideal para la repostería y para platos salados. Actualmente solo se consume en Europa.

Manzana Granny Smith: es un híbrido de dos especies creada en Australia en 1868. Muy verde, muy ácida y crujiente, es ideal para tomar en ensaladas y para el tartar de pescado.

Honeycrisp: se creó en los años 90 en la Universidad de Minnesota. Es una manzana poco resistente.

manzanas